NOVEDADES

00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
00 . 00Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
ADMINISTRACIÓN

Nombre Apellido
Nombre Apellido
Nombre Apellido
AFILIADOS

CRÉDITOS

Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Li Europan lingues es membres del sam familie. Lor separat existentie es un myth. Por scientie, musica, sport etc, litot Europa usa li sam vocabular.

Li lingues differe solmen in li grammatica, li pronunciation e li plu commun vocabules. Omnicos directe al desirabilite de un nov lingua franca: On refusa continuar payar custosi traductores.

Relato de Anima: Los 12 Fragmentos, Las Cronicas de Kherana y Baltasor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relato de Anima: Los 12 Fragmentos, Las Cronicas de Kherana y Baltasor

Mensaje  Admin el Lun Ago 11 2008, 18:39

Por fin tras años de letargo, despero, y por primera vez tras siglos, abrio los ojos. Había pasado mucho tiempo desde que fue capturado y condenado al olvido en esta prisión sellada con poderes inimaginables. Eran muchas lasmolestias que sus captores se habian tomado para que jamas pudiese escapar. pero entonces lo sintio, era una presencia de gran poder, la magia fluia por ella como un potente vortice, junto a esa presencia había otras tres menos fuertes, ni siquiera merecian su atnción , de no ser por que todas ellas habian conseguido penetrar en el lugar donde fue encerrado para el resto de la eternidad. Una sonrisa se dibujo en su rostro, comprendió que habia llegado el momento de ser libre. Con un gran esfuerzo intento entrar en contacto con la mente de la presencia mas poderosa, pero como si de agujas se tratase, su mente recibió un fuerte impacto que casi le hace perder el conocimiento, debia de tratarse de las defensas del sarcofago donde estaba encadenado.

- Valla, parece que mis captores se han esforzado mucho - sintió orgullo al recordar sus días pasados, en los que fue un poderoso señor de la destrucción, cuando con su inconmensurable poder y fuerza devastaba ejercitos enteros. Baltasor, ese había sido su nombre, y miles de vidas fueron sesgadas en sus días de gloria. - Tendre que agradecerles todas las molestias que se han tomado para hacerme sentir como en casa, hehehe.

Un gran malestar le inundo, los extraños seres que habian entrado en su carcel habian llegado a una sala que emanaba oscuridad y peligro por doquier. Hizo un esfurezo para sentir la habitacion , y pudo notar como el frío marmol negro cubría paredes, techos y suelo, tambien noto uqe algo no era lo que parecía en ese lugar. Uno de los tres que acompañaba a la fuerte presencia se dispuso a avanzar, pero la mano de la mujer lo detubo. Lo sintio, era una hermosa muchacha, la presencia tan llena de magia era una chica de no mas de 19 años, con su hermoso cabello negro caiendole por la espalda, sus ojos castaños con un ligero matiz rojizo y su cuerpo perfecto suave y delicado, puedo sentir todo eso , y se sorprendio, pues su percepción jamas habia sido tan precisa ni poderosa. Los sellos que lo ataban debian de haber aumentado sus sentidos, penso.

- Inbecil ! - noto como el estupido ser hizo caso omiso de la joven y avanzo por la estancia, uan enorme fuente de energia oscura se condenso en el ambiente y tras unos escasos instantes impacto en el insensato, que quedo reducido a particulas.

Pronto la joven condenso la magia a su alrededor y cuando la siguiente descarga estaba apunto de impactar, un poderoso escudo tomo forma a escasos centimetros de la chica y los otros dos que la a compañaban. Astuta y poderosa, fueron las palabras que le pasaron por la mente. Mientras mantenía el escudo la joven volvio a concentrar la magia a su alrededor, y esta vez la magia la inundo a ella y a sus compañeros, tras lo cual se deciso el escudo , pronto otra descarga oscura se lanzo contra estos , pero como si fueran inmunes a la esencia de este impacto siguieron avanzando por la estancia hasta llegar a la sigiente estancia.....

La siguiente sala, era una enorme estancia circular, repleta de imponentes estatuas e infinidad de runas y geroglificos. Baltasor pudo sentir el miedo en los dos tipos que acompañaban a la joven, pero el estoicismo y serenidad de esta le sorprendieron mucho, con paso decidido y tras escrutar la estancia la muchacha avanzo por la habitacion y se detubo justo en el centro. Los que la acompañaban la siguieron de cerca y esperaron junto a ella en la estancia.

- Asi que tu eres mi guardian? Pense que habia acabado con tu miserable existencia en aquel encuentro. Bueno ahora veremos si mis teorias sobre ella son ciertas. - Espectante concentro su atencion en el devenir de los acontecimientos que habrian de llegar en breve.

Pronto de una de las pardes un golem de titanio y reluciente acero blanco, de dos metros y medio de altura, se arrojo hacia ellos, pero la joven ya estaba preparada y cuando el ser estaba cerca desencadeno su magia y una potente lluvia llamas descargo su devastacion en la sala, y el golem se vio obligado a retroceder.

- Vamos , se que aun tienes algo que decir en este combate " amigo ".

La criatura condenso su ira en sus puños y potentes descargas de energía salían de estos para impactar una y otra vez en el escudo que la joven habia creado para defenderse, las inumerables explosiones hicieron temblar los cimientos de la habitacion y a un ritmo alarmante, el escudo empezo a debilitarse. Mientras la chica luchaba por mantener el escudo, los otros dos desnfundaron sus armas y se arrojaron contra la criatura, quien al ver las embestidas de estos ceso el ataque y se dispuso a recibirlos, el primero de ellos recibio un fuerte golpe que lo lanzo por los aires hasta chocar con la pared opuesta; el otro aprovechando la ventaja de que el golem estaba distraido golpeo a la bestia con todas sus fuerzas, para encontrarse con la sorpresa de que su arma se rompio en pedazos al impactar contra la dura piel de la criatura. Pero esos segundos vastaron para que la joven hubiese acumulado uan potente esfera de crepitante energía blanca que lanzo sobre la bestia, que tras recibir el impacto caio al suelo hecha pedazos. El sorprendido guerrero se acerco a su compañero , quien a pesar del tremendo golpe aun seguia vivo. Los tres se dirigieron a la siguiente estancia , aunque cada vez era mas evidente que no tardarian en sucumbir, al menos todos menos la joven, quien parecia poseer mas poder del que habia creido......

La sala que ahora tenían delante, era un largo pasillo con enormes columnas a los lados, el suelo estaba cubierto de agua hasta la altura de los tobillos y al fondo, unos 15 metros de donde se encontraban, una maciza puerta con innumerables runas y sellos los separaba de el. Quedo sorprendido al notar sus presencias tan cercanas, para su sorpresa ya habían pasado la mayor parte de la prisión.
- Por fin, a llegado el momento de ser libre, de vengar los años que he pasado encerrado en este agujero olvidado. – Una sensación de plenitud recorrió hasta el ultimó rincón de su alma, y entonces recordó, que su alma fue fragmentada, separada por aquellos que lo habían encerado, y dispersada por los confines de Gaïa. - ¡MALDITOS BASTARDOS ¡Juro que me vengare, y que volveré a estar completo, y cuando lo haga, asta el ultimo de vosotros deseara estar muero.
En ese instante noto la presencia de la joven y sus dos acompañantes justo al lado opuesto de la puerta, su corazón, si es que poseía uno, se lleno de euforia. Había llegado el momento de ser libre, de escapar de esta prisión y hacer pagar el agravio que habían cometido con el.
La joven saco una extraña estatuilla de su bolsillo y la introdujo en el hueco de la cerradura, que con un ligero chasquido le indico que la puerta estaba abierta. Los dos hombres empujaron la hoja de la puerta con fuerza y esta se abrió ligeramente hacia el interior de la estancia, una vez todos estaban dentro, la puerta se cerro de un súbito golpe. El ambiente se lleno de oscuridad y tras un destello, toda la sala quedo iluminada como si allí dentro fuese de día. Las paredes eran de granito blanco ribeteadas con metal negro cada cierta distancia, el suelo de mármol negro estaba en relieve, salpicado por incontables sellos y runas, y el abovedado techo parecía perderse en el infinito. Mientras la joven se arrodillaba y dejaba su cetro en el suelo a escasos centímetros de ella, los dos hombres se acercaron a un enorme y majestuoso sarcófago que se hallaba en el centro de la sala, suspendido en el aire y sujeto tan solo por cuatro enormes cadenas negras con extraños símbolos rojos inscritos en ellas.
- Bueno en vista de todas las defensas que tenía este maldito lugar, creo que han escatimado en recursos con este sarcófago – uno de los hombres, de aspecto curtido y con una armadura de metal completa, se a detuvo mientras examinaba el sarcófago- la verdad aun no comprendo por que tanto empeño por liberar a este Balastos o como se llame.
- Baltasor, su nombre es Baltasor – la dulce voz de la chica sonó firme mientras pronunciaba estas palabras.
- Baltasor, balastos, que mas da, a mi solo me importa que nos pagues lo que prometiste cuando todo esto acabe.
- No se Ulric, a mi todo esto me da mala espina, ya hemos perdido a Caster- el otro guerrero, algo mas joven y menos fuerte se acerco a su compañero mientras no dejaba de mirar a la joven- Kheran creo que deberás pagarnos el doble, no contábamos con perder a un compañero.
- Eat saledim a kart heena – las extrañas palabras de la joven resonaron el la estancia como si anunciaran una gran catástrofe. En ese momento, el sarcófago quedo suelto de las cadenas que lo sujetaban y con un tremendo golpe se precipito contra el suelo. Los dos hombres saltaron hacia un lado para evitar ser arrollados por la enorme masa de metal y piedra.
- ¡maltita seas! Ten un poco de cuidado niñata, casi nos matas – el hombre mas mayor se levanto airado y se dirigió hasta donde había caído el sarcófago.- Sveen, dame un arma, perdí la mía contra ese maldito golem de metal – el joven le arrojo una de sus numerosas espadas y el mismo aferro otra como si ambos esperaran que de un súbito golpe, algo fuera a salir para atacarlos.
Puedo sentir la respiración de los dos hombres, también pudo notar como la magia envolvía a la chica mientras esta preparaba el conjuro que rompería los sellos que le impedían salir de allí. Su corazón se acelero y noto como sus músculos se tensaban, a pesar de llevar siglos sin moverse, sabía que no había perdido su poderío y velocidad. Hacia tanto tiempo desde que fuera libre, que no portara una espada, o que no vistiera su armadura que casi había olvidado su tacto. Aquellos años en los que su nombre era temido y el resto de los demonios lo respetaban. Su crueldad le había granjeado el sobrenombre del Exterminador, aunque también había quien le llamaba el Dragón Negro, pues su armadura le hacia parecer un hibrido entre humano y dragón. Pero su ira y maldad le habían conducido a esta prisión, los malditos sylvain le habían capturado y mediante poderosos artefactos y magia lo habían confinado a vagar en la soledad de estos muros, por ello su odio hacia estos seres había tenido tiempo de germinar y crecer como jamás lo había hecho nunca. Pronto seria libre y entonces hasta el ultimo de los sylvain pagaría por haberlo condenado al olvido.
Mensajes :
1202

Fecha de inscripción :
17/05/2008

Edad :
35


Ver perfil de usuario http://elclubdelfrikki.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Relato de Anima: Los 12 Fragmentos, Las Cronicas de Kherana y Baltasor

Mensaje  Admin el Lun Ago 11 2008, 18:42

- Eres libre Baltasor- estas palabras resonaron en su mente, las había estado esperando durante mucho tiempo, y por fin las escuchaba.
La tapa del sarcófago se deslizo hacia un lado y como si alguien la sostuviera y la moviese, se apoyo en el suelo suavemente. Ante los ojos de los dos hombres, una descomunal masa de músculos se erguía ante ellos, su cabello era largo y con una oscuridad como si de la mismísima noche se tratara, sus ojos rojos, y con un brillo que ni el tiempo había podido apagar. Su mirada fue a parar directamente a la presencia de la muchacha, quien le devolvió la mirada.
- ¿Por que me has liberado? - La profunda voz caló en los hombres hasta hacerlos temblar, tan firme, tan majestuosa y a la vez tan sutil. - No es que no te lo agradezca, pero la curiosidad me puede. He permanecido aquí durante siglos, tantos que ya casi ni los recuerdo.- Un tono de melancolía lleno sus últimas palabras.
- Me alegro de poder conocerte al fin, te he visto en mis sueños, he visto este lugar - mientras decía estas palabras sus ojos se encontraron, como si en mitad del vació solo estuvieran los dos y ambos recordaron que ya se habían visto en sueños, pero aunque ella los recordaba aun, el los había olvidado. Su subconsciente, había conectado con ella de alguna forma y ella había sido receptiva al contacto, eso le sorprendió.
- Bueno gracias por liberarme, pero ahora tengo cosas que hacer. - con paso decidido comenzó a avanzar, hasta encontrarse con el frío tacto de una espada en su pecho.- Aparta eso si no deseas la muerte.
- Lo siento amigo pero tu no vas a ninguna parte, hemos sufrido mucho para llegar aquí, y no vas a marcharte hasta que ella nos pague.- el hombre hizo un ademán para señalar a la joven.
- ¿Sufrimiento? ¿Que sabréis vosotros de sufrimiento?- sus ojos se clavaron en el joven y como si puntearan su corazón, su expresión se torno asustada.- He permanecido aquí solo y encerrado durante tanto tiempo que he olvidado el brillo del sol, he olvidado el color de la sangre y el sabor del miedo….
- Vasta, si no te callas yo mismo te haré recordar cual es el color de la sangre- el curtido guerrero se encaro a Baltasor- No eres mas que un despojo humano, olvidado y que ha perdido la cabeza. Pensé que veríamos a un poderoso demonio, pero no eres más que un bastardo desgraciado.
Con la velocidad del pensamiento, Baltasor golpeo el pecho del curtido guerrero y lo mando hacia el suelo, a unos metros de donde estaba y casi al mismo tiempo despojaba el segundo de su arma y lo empalaba de forma tan fácil que parecía estar atravesando papel. Al ver a su compañero muerto, el hombre se lanzo hacia el con toda su furia y movió su espada con la intención de golpear el costado de su enemigo, Baltasor detuvo el golpe y con un rápido giro de su espada corto lel brazo de su contrincante.
- Jamás subestimes a un oponente, y jamás vuelvas a llamarme humano, desprecio vuestra existencia, desprecio el aire que respiráis y desprecio vuestra prepotencia.- Tras decir esta última palabra, su mano aferro la cabeza del herido guerrero y sin el menor escrúpulo la aplasto entre sus dedos.

- No tenias que matarlos - los ojos de la chica se inundaron con lágrimas.
- No me digas lo que tengo que hacer, nadie te a pedido opinión.- Baltasor camino hacia la joven - Ahora apártate de mi camino tengo asuntos que resolver.
- Yo iré contigo, además me debes tu libertad ¿recuerdas?
- No te debo nada - la mano de Baltasor aferro el cuello de la muchacha con rapidez y apretó con fuerza, con la intención de asfixiarla, pero algo le impedía acabar con la vida de la joven.
- No quieres hacerlo, en el fondo no eres tan cruel Baltasor.
- No sabes nada de mi niñata así que no creas que no quiero matarte, lo deseo mas que nada- la ira se apodero de el, pero a pesar de intentar doblegarse a si mismo, fue incapaz de matarla.
- Se donde están los fragmentos de tu alma, me necesitas para encontrarlos - Kherana sonrió a Baltasor mientras le cogía la mano con la que le sostenía- voy a ir contigo lo quieras o no. - Los ojos de la joven se posaron directamente en los del impotente demonio y ambos lo sintieron, sus almas habían conectado por algún extraño motivo.
- No pienses que voy a protegerte, ven conmigo si quieres, solo voy a usarte para encontrar lo que necesito, pero tu vida es solo responsabilidad tuya. - Se dirigió a la puerta y con facilidad abrió la enorme puerta.
Los dos seres, condenados a viajar juntos, a tener que soportarse, a no poder destruirse. Sus pasos eran decididos, no tenia intención de aflojar la marcha por ella, suficiente había sido el tener que aguantar que le acompañara. No entendía por que había sido incapaz de dejarla con vida, en otro tiempo no hubiera dudado, le habría arrebatado la vida. Durante mucho tiempo, su maldad le había precedido, y jamás había dejado a alguien con vida, era extraño, esa joven le hacia dudar, la odiaba y al mismo tiempo le parecía interesante, como una joven humana tenia tanto poder como para haber superado las protecciones de la prisión, además de conseguir doblegar al legendario Baltasor, el dragón negro, odiado y temido, destructor de imperios y un poder casi desmedido.
Mensajes :
1202

Fecha de inscripción :
17/05/2008

Edad :
35


Ver perfil de usuario http://elclubdelfrikki.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Relato de Anima: Los 12 Fragmentos, Las Cronicas de Kherana y Baltasor

Mensaje  Admin el Mar Dic 09 2008, 14:07

- ¿Buscas tu espada? se donde esta, por si te interesa. - La dulce voz de la muchacha, lo saco de sus pensamientos y lo devolvio al presente.
- ¿Tienen mi espada en este lugar? Estupidos. Bien llevame hasta ella.
La joven asintio, y colocandose justo delante de el, lo condujo por varios corredores y pasillos hasta llegar a una enorme sala en forma de media luna, justo en el centro y suspendida sobre un foso, se allaba envuelta entre sabanas raidas y sucias, una enorme espada, solo su filo era visible, tan solo por algunos huecos que dejaban los agujeros de la tela que la cubria, su hoja era negra como la noche y refulgia con un brillo sobrenatural.
- Ashgard, vieja amiga, pronto te liberare de tu eterna prisión, hasta en esto hemos tejido nuestros destinos. - Avanzo unos pasos mientras estudiaba el entorno, la joven lo observaba con asombro, estaba hablando con una espada, habia visto cosas raras, pero esta era sin duda una de las mas extrañas. No pudo evitar somreir al pensar en la comica escena.
Siguio ovanzando hasta detenerse justo al filo del abismo, que se perdia cientos de metros en la oscuridad. Lentamente alargo la mano, y justo cuando ya casi la tenia totalmente en vertical, una potente descarga electrica le azoto el brazo y recorio su cuerpo. Deslizo su brazo quemado hacia abajo, pero siguio firme e immovil frente a su antigua compañera de penurias y victorias.
- ¿Estas bien, te has hecho daño? - La chica corrio a ver como se necontraba el poderoso hombre que habia liberado, cuando estuvo bastante cerca, este la aprto con su enorme y musculoso brazo.
- No interfieras, no me hagas cambiar de opinion respecto a tolerar tu compañia.
Mensajes :
1202

Fecha de inscripción :
17/05/2008

Edad :
35


Ver perfil de usuario http://elclubdelfrikki.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Relato de Anima: Los 12 Fragmentos, Las Cronicas de Kherana y Baltasor

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.